Agricultura y alimentación

El mecanismo de arbitraje de disputas entre inversionistas y Estados ISDS, está incluido en casi todos los acuerdos de comercio e inversión. Éste otorga a los inversionistas extranjeros el derecho a desafiar las leyes y regulaciones nacionales relacionadas con agricultura y alimentación, si estas regulaciones implican amenazas a sus ganancias.

Hacia finales de 2019, cerca de 4% de todos los casos del ISDS que fueron llevados al Centro Internacional de Arbitraje de Disputas de Inversión, en el Banco Mundial, tuvieron que ver con agricultura, pesca o forestería.

Los casos más conocidos incluyen:

• Corn Products International (EUA) vs. México: en 2009, se le concedieron 58.4 millones de dólares a CPI, un productor de jarabe de alta fructosa de maíz (HFCS por sus siglas en inglés) un edulcorante derivado del maíz y ligado a la obesidad. El inversionista desafió un impuesto gubernamental que se le puso en México a las bebidas endulzadas con HFCS (se invocó el TLCAN).

• Cargill (EUA) vs México: 90 millones de dólares le fueron otorgados al gigante procesador de alimentos en 2009 después de que logró desafiar el mencionado impuesto al impuesto mexicano al HFCS. (se invocó el TLCAN).

• Micula (Suecia) vs Rumania: se concedieron 250 millones de dólares a la compañía procesadora de alimentos sueca en 2013, tras la terminación de incentivos procedentes del gobierno rumano con el fin de cumplir con leyes de la Unión Europea (se invocó el TBI entre Rumania y Suecia)

Foto: Indymedia Mexico

(marzo de 2020)